Varanasi

 

Es sin duda una de las ciudades visitadas que mas huella me dejaron.Como siempre las circunstancias de la llegada, las gentes conocidas, el clima que te recibe y tu estado anímico influyen en que una ciudad te apasione, te deje indiferente o la odies.

En 2007 se conjuraron todos los dioses hindúes para que la ecuación fuera perfecta y no pudiera olvidar jamas  la ciudad y el río sagrado.

Veniamos de Nepal donde conocimos a nuestro eterno amigo Gonzalo, a la sonriente Bere,  su amiga “la húngara” y el ruso (Que grande!). Después de visitar Lumbini “ciudad de nacimiento de Budha” a Gonzalo le entraron las prisas y cruzo la frontera sin nosotros. Nuestros pasos eran más lentos pero seguros lo que llevo a encontrarnos en gorakhpur (gracias destino) con Gonzalo y “el ruso”, ciudad horrible, sucia y nada hospitalaria pero estación de tren inevitable. A partir de este momento no nos separamos y nos convertimos en buenos amigos para siempre.

La llegada a varanasi no fue fácil..hoteles llenos,calles sucias,olores contundentes y todavia con reflejos en nuestras retinas de un Nepal incomparable.

Finalmente nos hospedamos cerca de un Ghats del ganges y el crematorio.Muy oportuno para empezar… Un hotel  cuya categoría podría ser un menos cinco estrellas,nunca me he encontrado en un “hotel” peor.Gracias a la cucarachera(era una mosquitera pero funciono contra las cucarachas) pudimos conciliar el sueño.Realmente ahora no dormiría allí pero en ese momento es lo que había. Todos los hoteles decentes llenos y sin ganas de dar más vueltas dejamos las mochilas y nos tiramos a la calle.

Desde el primer momento ya me cautivo la ciudad. La tranquilidad de los ghats, las callejuelas repletas, la forma de afrontar la muerte (recordar que es la ciudad donde deciden morir la mayoría de los hinduistas ya que sus cenizas se unirán al sagrado ganges) los amaneceres en el río, la música y la danza,su universidad tranquila,…

Como los dioses estaban de nuestra parte una vez más, nos juntaron con un catalán que pasaba seis meses al año allí. Entonces todo cambio y conocimos en esos maravillosos 4 días una Varanasi autentica donde disfrutamos de la música, la danza, la comida y la amistad.No puedo olvidarme del madrileño que dejo su trabajo y Madrid para viajar por el mundo.

Y como todo era perfecto Vanessa cumplió años en Varanasi y nuestros amigos le prepararon una sorpresa y regalaron otro momento para el recuerdo.Felicidades guapa!!

La despedida de nuestros amigos fue dura, ellos continuaban hacia Rajastán y nosotros a casa. Nos hubiéramos quedado sin duda y la sensación de que no volveríamos a vernos era inevitable. Pero como Andalucía tira mucho, nuestro amigo “el chileno” Gonzalo estaba prendado de una bella granadina . Entonces coincidimos en Madrid y más tarde se casaron a las faldas de la Alhambra donde brindamos por ellos.

No soporto la palabra nostalgia, más bien lo definiría como  experiencias que el recuerdo te hacen emocionar.

Volveremos como las oscuras golondrinas y no cuatro días…

 Dedicado a todo el equipo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en India. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Varanasi

  1. colega dijo:

    Es la primera visita y comentario que hago a tu nuevo, e interesante espacio.
    Poco a poco lo iré leyendo todo al detalle.
    Me gusta!!!
    Un abrazo!!!

  2. velfina dijo:

    Qué bueno, pitufo!! Sobrecogedora e inolvidable, sí. Ahí fue cuando decidí yo también ir a morir al Ganges…, recuerdas? Besitos!! TQ!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s